La Fuente Santa de la Isla de La Palma

Hace ya algunos años que se alcanzó la Fuente Santa en la Isla de La Palma, la cual había quedado sepultada por un río de lava muchos años atrás. Casi 8 años es lo que se tardó en poder llegar a ella y la razón de esto es que, antaño se creía que sus aguas eran curativas para todos los problemas de la piel y que muchas personas viajaban a la isla solo para ir a la fuente.

Todo ocurrió alrededor del año 1677 en el que el volcán de Fuencaliente entró en erupción y los ríos de lava, terminaron por sepultar la fuente natural en su camino hacia el mar. Desde entonces la fuente quedo olvidada, hasta que hace unos años y gracias a las nuevas tecnologías y mucho esfuerzo, se ha conseguido llegar hasta ella.

Esta fuente posee aguas termales a unos 50º y 60º a las que se les atribuyen propiedades curativas. La idea principal de este trabajo era conseguir utilizar las propiedades de la Fuente Santa para crear un balneario y atraer así un mayor turismo a la isla. Aunque de momento todo el asunto sigue siendo un poco complicado, llegará el día en el que podremos disfrutar todos de sus aguas.

Leave a Reply

Posicionamiento web SEO